Quiénes somos

«Estoy tan feliz en mi escuela de yoga, es un remanso de paz y bienestar. ¡Los días que acudo son mágicos y me llenan de energía! La escuela es acogedora y bonita, y las profesoras, Pilar y Katy, dos grandes profesionales.»

Laura Conde, alumna de la escuela.

Nuestras clases de Yoga pretenden llegar a todas aquellas personas que busquen aportar un mayor grado de bienestar a sus vidas. Para ello trabajamos conjuntamente tres facetas fundamentales del ser humano, la faceta física, la emocional y la mental. En definitiva, lograr y mantener una buena salud física, un equilibrio emocional y una mente clara, libre de estrés.

En Live Yoga, atendemos a estas tres necesidades. En una sesión de Yoga, se realiza un ejercicio físico adecuado y completo. Se aprende a calmar y a canalizar las emociones, a través de la respiración y las técnicas de relajación, y se realiza un ejercicio mental continuo de dirección de la atención hacia el presente y de desarrollo de la concentración. Apostamos por un Yoga sencillo, asequible para cualquier persona sea cual sea su edad, su condición física, su nivel en la práctica, sin que deje por ello de ser eficaz y completo.

Por otro lado, es fundamental a la hora de realizar nuestro trabajo, impartir las clases de forma responsable y seria, atendiendo a las necesidades específicas de cada alumno, y guiándole para realizar una práctica adecuada y segura.

Live Yoga se encuentra en el Distrito de Salamanca de Madrid, con fácil acceso en metro desde estaciones de Manuel Becerra y O`donnell y diversas líneas de autobús. Las salas son amplias y equipadas para la realización de las clases de forma cómoda y segura.

María Pilar Zarza, Alaya, es la promotora de Live Yoga. Licenciada en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III de Madrid, comenzó su carrera profesional en el sector financiero y jurídico. Trabajó durante años en este campo, y el desarrollo de su actividad profesional pronto comenzó a generarle problemas de salud; agudos dolores de cabeza y espalda eran habituales, así como un alto nivel de estrés y ansiedad. Aconsejada por su médico y su osteópata comenzó a practicar Yoga. A las pocas semanas dejó de padecer los dolores que la aquejaban, y poco a poco comenzó a controlar la ansiedad y el estrés, dándose cuenta de que aportar tranquilidad y bienestar a su vida era tan sencillo como mantener su práctica de yoga de dos días por semana. Asistió como alumna a clases impartidas en diferentes centros de Madrid, pero fue en la Escuela de Yoga Shuadarma, perteneciente a la Asociación Naradeva, donde descubrió el tipo de Yoga transformador que cambiaría su vida.

Lo que comenzó como una actividad que le ayudaba a mantener su salud física y mental fue poco a poco convirtiéndose es una afición. Decidió profundizar más en la ciencia yóguica y en sus beneficios, asistiendo también a las clases de meditación. Desde hacía ya tiempo sus dolores de espalda y de cabeza se habían eliminado, y su nivel estrés y ansiedad se habían reducido considerablemente.

Comenzó a meditar de forma habitual y se dio cuenta de que su mente estaba mucho más centrada, más activa y más positiva. Ya no se obsesionaba con los problemas, los solucionaba, ya no se acostaba pensando en lo que tenía que hacer al día siguiente, dormía y su sueño era realmente reparador. Al cabo de un tiempo practicando la meditación los cambios en su forma de vida fueron más profundos, patrones de conducta arraigados desaparecieron convirtiéndose en una persona más tranquila y alegre, en definitiva, era mucho más feliz  que antes.

Las mejoras que experimentó en su propia vida, la llevaron a formarse como Profesora de Yoga, con el firme propósito de ayudar a otras personas a mejorar sus propias vidas de la misma forma que había mejorado la suya. Obtuvo el Título de Profesora Superior de Yoga y meditación, en la Escuela Naradeva.  Más tarde siguió ampliando sus estudios obteniendo el Titulo Superior en Técnicas de Pranayama.

Su formación es completa y abarca las siguientes materias:

  • Hatha Yoga: Asanas, pranayamas, kriyas, bhandas y mudras.
  • Ciencia de la Meditación, concentración y atención en el presente.
  • Ciencia de la Salud; Alimentación, respiración, descanso, ejercicio, y pensamiento.
  • Anatomía, funciones de grupos musculares y órganos.
  • Filosofía Yóguica: Sutras de Patanjali, psicología trascendental, funcionamiento mental y herramientas para el equilibrio mental.

“Nunca había asistido a clases de yoga y desde que empecé en esta escuela estoy encantada. Pilar es una profesora magnífica, que transmite la disciplina de manera muy sencilla y eficiente. Durante la clase, la energía y la vitalidad necesarias para el día a día se recuperan y el estrés desaparece”

Lucía Garaot, alumna de la escuela.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies